Trascendencia

Me preguntaron sobre la trascendencia,

el propósito de mi vida, mi huella en la tierra.

Mi mente se quedó en blanco,

Como el cielo raso que miro

en mi casa cada mañana.

¿Para qué estoy aquí? Hace 10 años

me lo pregunté y mi respuesta

aún es la misma, congelada en el tiempo

encuentro un “yo no sé”.

No me atrae el reconocimiento, sino la sensación

que generan las letras en el corazón de aquél que con dolor, lee mi prosa.

La pasión es una acción, un sentimiento, una reacción; eso quiero dejar amigo mío,

eso quiero que recuerdes

pues en el futuro desastroso e irreal al que nos enfrentamos, tendrás otra vez 

ese sentimiento y mi imagen

como recuerdo aparecerá de pronto, en tu cabeza

y mi nombre esbozará eternamente una sonrisa.